Índice

  1. Fundación de Santa Ana.
    1. Nace Salitral.
    2. Nace Pozos.
    3. Nace Uruca.
    4. Nace Santa Ana.
    5. Nace San Rafael.
  2. La Primer Alcaldía.
    1. Primer Concejo Municipal.
    2. Primer Alcalde de Santa Ana.
  3. Se construye la Iglesia de Santa Ana.
  4. Después de 1980.
  5. Electricidad en el cantón.
  6. Cañería.

Fundación de Santa Ana

Santa Ana nace como cantón el 31 de agosto de 1907, mediante el Decreto No. 8 del 29 de agosto de 1907. La Municipalidad sesiona por primera vez el 15 de setiembre de ese mismo año.

Sin embargo; Santa Ana como poblamiento humano se remonta a la época de los cacicazgos, según lo demuestra el sitio arqueológico descubierto en La Cubilla, distrito de Pozos. Este hecho pone de manifiesto la existencia de por lo menos un cacicazgo de alto nivel, suordinado al poder de la tribu que en los momentos tardíos gobernó el Cacique Garabito.

Para la época de la conquista Juan de Cavallón se funda en el territorio la Ciudad de Garcimuñoz aprovechando las planicies, el clima y la existencia de fuentes de aguas cercanas. Esta población tuvo una vida muy corta ya que Cavallón no contó con la oportunidad de someter a los índigenas de Pacacua (Tabarcia).

En noviembre de 1561 llegó a Garcimúñoz Juan Váquez de Coronado quién logra someter a los índigenas, pero decide trasladar la ciudad al Valle del Guarco, donde hoy es Cartago.

El proceso de colonización de Santa Ana fue realizado por la descendencia de Jerónimo de Retes. Las fincas madres fueron segregadas como dotes a las hijas y a partir de este momento se da un proceso de segregaciones y negocios con la tierra que propician la existencia de peones y trabajadores de hacienda asentados en el territorio.

Este asentamiento era favorecido por los terratenientes al donar parte de las fincas para la construcción de capillas que congregaran a los fieles cerca de sus sitios de trabajo y probablemente también se segregaron las tierrras que permitieran el sistema parcelario de producción, de manera tal que se garantizara la subsistencia de los trabajadores y se diversificaran los productos de la tierra que se comparten por medio del trueque. De esta manera los dueños de la tierra se garantizan la mano de obra necesaria para sostener ciertos privilegios.

La época Republicana y la apertura de Costa Rica al mercado mundial gracias al cultivo del café hacen posible un cambio en el nivel de vida de los costarricenses. Para el caso de Santa Ana, los recursos provenientes de este fruto, permiten la construcción de la Iglesia Católica en Santa Ana y en Piedades, lo mismo que la Escuela Andrés Bello López y otras.

El nacimiento de Santa Ana como cantón obedece a la voluntad de una serie de ciudadanos encabezados por Ezequiel de Jesús Morales; muestra del interés que tenía Santa Ana de llegar a ser cantón lo es el hecho de que su centro de población estaba planificado en cuadrantes en los que se ubica la Iglesia, la Plaza y la Alcaldía.

Es importante tomar en cuenta que la gran mayoría de los distritos nacen de forma lineal corriendo las casas y los barrios a lo largo de las carreteras abiertas para comunicar los territorios y que por lo tanto no cuentan con cuadrantes ni un centro que convoque a la población.

También es importante añadir la unidad ciudadana que existía en torno a do Víctor Castro Orozco, último regidor santaneño ante la Municipalidad de Escazú y quien tuviera la misión y el honor de negociar y lograrla Independencia de Santa Ana.

El municipio de Santa Ana era hasta hace poco un cantón que en lo cultural e idiosincracia mantenía características de lo rural campesino de la Meseta Central debido a que la comunicación con el centro de San José era esporádica (citas en el hospital o trámites en oficinas de gobierno).

A partir de la apertura de las carreteras y del modelo de desarrollo económico emprendido por los cantones de Belén y Escazú, se da una nueva imagen a la región en la cual se incluye a Santa Ana. Con esto se genera un nuevo modelo de población que no comparte en lo histórico y cultural con los pobladores oriundos, pero que se desempeña en la nueva cultura del clúster económico de los cantones del oeste, ligados a la industria, al capital financiero, a la representación de franquicias internacionales y a la vida en condominios con piscina, gimnasio y canchas de tennis, aislados del contexto poblacional pero aprovechando el paisaje rural característico de la región.

La Municipalidad de Santa Ana, a pesar de los pocos recursos que captaba de los pobladores, logró levantar una obra monumental para un cantón rural; el acueducto.

El acueducto lleno el quehacer del Gobierno Local durante gran parte del Siglo XX el otorgamiento de pajas, daba posibilidad a la Municipalidad de regular otros aspectos de las obligaciones del convivir en el cantón. Sin embargo; en los primeros años de la década de los ochenta la Municipalidad decide dar la administración del acueducto al Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados. Este hecho le permitió al Gobierno Local, dedicarse a dar los pasos necesarios para insertarse en una propuesta hacia el Siglo XXI.

Hoy día la Municipalidad cuenta con el recurso humano capaz de llevar adelante las labores de construcción de proyectos culturales y educativos que contribuyan a forjar la identidad santaneña, poner en ejecución el Plan de Ordenamiento Territorial que nos permita administrar mejor los recursos con que se cuenta en el municipio y los recursos y herramientas tecnológicas que construyan el desarrollo santaneño con calidad de vida para todos los habitantes.

Nace Salitral

  • Vinieron de Escazú a poblar el Salitral los siguientes colonos: Timoteo González, Lucas Mora, Ignacio Carpio Sandí, Blas y Juan León, Eugenio Céspedes, Blas y Juan Alvarez.

Nace Pozos

  • La naturaleza plana y arcillosa de la parte norte de Santa Ana, daba origen a muchos charcos y sitios cenagosos, y que por esta razón se le llamó "Los Pozos”.

Nace Uruca

  • La población del actual distrito central de Santa Ana al lado sur de la calle real, se inició en un caserío alrededor del Río Uruca, y los primeros pobladores en este sector son Jesús María Jiménez, Frutos Robles y su esposa Mercedes Montoya, Antonio, Isidro, Nicolás, Matías y Baltasar Robles.

Nace Santa Ana

  • El lugar llamado "Las cuadras" pertenecía a Matías Robles, quien antes de morir donó las manzanas en donde están la Iglesia y la plaza de deportes. Otros Robles se quedaron en la Uruca.

Nace San Rafael

  • De Escazu vinieron a formar el caserío de los Sibaja, Juan Francisco, Rafael y Andrés de ese apellido. Este caserío se llamó luego San Rafael, y de allí pasaron al centro los miembros de la respetable gran familia Sibaja.
  • Otros primeros pobladores de San Rafael fueron Aniceto y Sabino Alvarado, Manuel Calvo y Silverio Torres; este último fue un gran propulsor de obras públicas junto con su compañero Jesús Morales.
  • Por decreto del 7 de diciembre de 1848, durante la Administración del Doctor Castro Madriz, se creó el cantón de Escazú, el cual incluía las jurisdicciones del propio Escazú, Santa Ana, Mora y Puriscal.

La Primer Alcaldía

  • En 1870 el Gobierno del General Guardia estableció la primera Alcaldía en Santa Ana, en Río de Oro, y nombró para ocuparla a don Cerlindo Villarreal, quien había nacido y vivía en aquella localidad.  En censo hecho en 1864 le apuntó a Santa Ana 1,068 habitantes.
  • En el año 1877 Santa Ana se ganó su primera representación en la Municipalidad de Escazú, a cargo de don Vicente Montero quien viajaba desde Rió Oro hasta Escazú cada vez que había sesión Municipal.
  • En el año 1880, la Corte Suprema de Justicia dispuso instalar la alcaldía en Santa Ana, nombrando Alcalde a don Cristóbal Guerrero A. y como Secretario y Suplente de la Alcaldía a don Luis Muñoz R.

Primer Concejo Municipal.

En telegrama del día ocho de setiembre, el Jefe Político Aguilar informó al Gobernador de San José que la Asamblea Electoral de Santa Ana eligió a las siguientes personas para regidores.

Propietarios
  • Don Pedro Aguilar
  • Don Isidro Acosta
  • Don Eusebio Obando
Suplentes
  • Don Federico Sáenz
  • Don Pedro Vásquez
Síndicos
  • Don Adan Guerrero, del Centro
  • Don José Rivera, de Salitral
  • Don Quirico Rodríguez, de los Pozos
  • Don Antonio Arlei, de Uruca
  • Don Eliseo Morales, de Piedades
  • Don Felix Rivera, del Brasil

Este concejo quedó instalado el 15 de setiembre del 1907.

Primer Alcalde de Santa Ana

El primer alcalde del nuevo cantón fue don Agustín Víctor Castro Ramírez, quien tenia en 1906 una finca que comenzaba frente al cementerio y terminaba en el Rio Corrogres, al lado norte de la calle real.

El segundo jefe político de este cantón, don Enrique Muñoz, hizo las gestiones ante el ministerio respectivo para conseguir la construcción de las escuelita de Los Pozos. La Junta de Educación quedó integrada por los señores Víctor Castro, Pedro Vásquez y Quírico Rodríguez.

Se construye la Iglesia de Santa Ana

  • En la manzana de terreno donada por don Matías Robles y por iniciativa de don Ezequiel de Jesús Morales, se comenzó la construcción de la iglesia en 1870;el templo quedó completado en 1880, cuando un decreto eclesiástico creó la parroquia de Santa Ana, y llegó aquí a hacerse cargo de la misma el Presbítero don Miguel Pérez.
  • El Jefe Político de Escazú, don Santos Aguilar Castro, determinó el cuadrante oficial de la población de Santa Ana, constituido por tres calles y dos avenidas a los lados de la plaza y el templo; y en 1873 él mismo, dio principio a la construcción de la primera escuela oficial, organizó la Junta Escolar.
  • Cuando la escuela se abrió, las clases comenzaron a cargo de don Gustavo Herrera.  Esta primera escuela estuvo diagonal a la iglesia, donde hoy está la Municipalidad de Santa Ana.
  • Dando otro ejemplo de generosidad, don Ezequiel Morales edificó por su cuenta en 1882 una ermita y una casa escolar en Piedades, su lugar natal.
  • En ese mismo año el propio señor Morales logró que se iniciara la construcción de la cárcel de Santa Ana, la cual llegó a custodiar seis años después, el Primer Agente de Policía que se nombró para este lugar.

Después de 1980

  • La Municipalidad de Escazu compró en Santa Ana   un solar por ochenta y cinco pesos y en el año 1889 se comenzó a levantar allí un edificio de adobes destinado a cárcel y Agencia de Policía que le costó al gobierno mil pesos.
  • En la Agencia recién desocupada se instaló la Oficina de Telégrafos con un encargado y un mensajero. La nueva Agencia fue con el tiempo Jefatura Política, a veces salón municipal, y hasta salón para bailes sociales de importancia, a la par de donde está la Biblioteca de Santa Ana al costado norte de la Iglesia de Santa Ana.
  • El censo de 1892 le asignó a Santa Ana 1,738 habitantes.
  • En 1895 y en 1900, don Víctor Castro fue regidor por Santa Ana y en 1896 lo fue don Cristóbal guerrero, quien murió en octubre de 1900. Al año siguiente, el Regidor don Antonio Arley mandó hacer la portada y el pretil del Cementerio.
  • Los vecinos encargaron a don Victor Castro Orozco, último Regidor por Santa Ana ante la Municipalidad de Escazú, para que diera a conocer ante esta Corporación las aspiraciones de independencia del Distrito de Santa Ana.
  • La iniciativa presentada por el señor Víctor Castro Orozco fue apoyada por sus compañeros de la Municipalidad  escazuceña, señores Eulogio Bermúdez y Samuel Zúñiga. Escazú quedaba con una superficie de 35 km2 y Santa Ana se hacia cargo de 62 km2.
  • Rápidamente, los vecinos de Santa Ana, Piedades, los pozos y el salitral, hicieron ante el congreso constitucional la solicitud para que se creara el cantón de Santa Ana.
  • Por decreto No. 5 del 12 de agosto de 1907, el Presidente González Víquez somete ante el Congreso, la solicitud de los vecinos de Santa Ana para formar el nuevo cantón.
  • En la sesión celebrara por el Congreso el lunes 26 de agosto se admitió el dictamen de la Comisión de Gobernación y se dio por discutido en primer debate el proyecto de creación; este se dio otra vez por discutido en segundo debate al día siguiente, y el miércoles 28 se aprobó en tercer debate y detalladamente el mismo proyecto.
  • Al día siguiente, jueves 29, el Poder Ejecutivo emitió el Decreto No. 8 que apareció en la Gaceta No. 53 del sábado 31 de agosto, del modo siguiente:

“El Congreso Constitucional de la Republica de Costa Rica

DECRETA:

Articulo 1°: Erígese en le Provincia de San José en nuevo Cantón que llevará el número nueve, segregado del de Escazú, y que se llamará Cantón de Santa Ana.

Articulo 2°: Compondrán el nuevo Cantón los distritos siguientes: 1° Santa Ana, 2° Salitral, 3° Los Pozos, 4° La Uruca, 5° Piedades, 6° Brasil. Al primer distrito, que será cabecera del Cantón, se le confiere el titulo de Villa.

Articulo 3°: Se fija provisionalmente como limites del Cantón, los mismos que hasta hoy han tenido la aldea de Santa Ana y Barrios de ella dependientes; y se autoriza al Poder Ejecutivo para que proceda a determinar en definitiva los limites del nuevo cantón, así como los de los seis distritos que lo integran.

Articulo 4°: Convocase a la electoral del cantón creado para que el ocho de setiembre entrante elija Regidores Municipales y Síndicos, quienes tomarán posesión de sus respectivos cargos el quince del citado mes, y durarán en sus funciones hasta el treinta y uno de diciembre del mil novecientos ocho.

Al Poder Ejecutivo

Dado en el Salón de Sesiones del Congreso. Palacio Nacional.

San José, a los veintinueve días del mes de agosto de mil novecientos siete.

  • Presidente. Federico Tinoco
  • Ejecútese. Cleto González Viquez
  • Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación. José Astúa Aguilar

En esa misma Gaceta aparece el nombramiento del primer Jefe Político del Cantón de Santa Ana, recaído sobre don José Aguilar Bolaños. También aparece en esa  Gaceta la convocatoria a los electores de los distritos del nuevo cantón para que cumplieran con el Articulo 4° del Decreto de creación

Electricidad en el cantón

En octubre de 1907, La Municipalidad vendió una legua cuadrada de terreno en el distrito de Brasil para construir una plata hidroeléctrica. En sesión Municipal del 17 de octubre de 1908, se aprobó hacer un contrato que fue suscrito por el Lic. Andrés Venegas, debidamente autorizado por el municipio de Santa Ana, y el apoderado de la Sociedad The Costa Rica Electric Light and Traction Company Limited.

En este contrato se establecía la concesión, que duraría 50 años, que el municipio de Santa Ana le hacía a la compañía para usar su mitad de las aguas del Río Virilla en Brasil, lugar en que se construiría la planta eléctrica. A Santa Ana se le pagarían veinte mil colones por ella.

Esta compañía se obligaba a instalar y mantener en buen estado de servicio cincuenta lámparas de arco en la Villa de Santa Ana, en el barrio Piedades o en otras poblaciones. Además, la compañía instalaría y mantendría en buen estado de servicio en Santa Ana  ciento cincuenta lámparas de luz incandescentes.

El 12 de abril de 1912 se inauguró la planta del Brasil de Santa Ana.

Santa Ana quedaría con iluminación eléctrica a fines de 1913. Mientras tanto el alumbrado público lo daban los faroles esquineros. El último farolero que tuvo la villa se llamo Fidel Villareal.

Cañería

El 24 de agosto de 1908, vecinos de Santa Ana encabezados por el Jefe Político local visitaron al presidente Gonzalez Viquez para solicitarle la instalación de una cañería en el distrito central. Don José Rivera, quien vivía en Salitral, fue el principal impulsor para que esa cañería estuviera ya instalada en 1913.

El General Volio se movió incansablemente para que se construyeran los tanques de la cañeria de la Villa, hasta que se designó al señor Samuel Sáenz Flores para diseñar los planos e iniciar la construcción en 1933.

 

 

Eciertos privilegios.